Archivo de la etiqueta: there will be blood

Petróleo sangriento – Paul Thomas Anderson

Si cuando vemos a Daniel Plainview creemos ver un retrato de la naturaleza humana, de la codicia, del capitalismo o de la mierda que podemos ser, tenemos la vista tan plana como el apellido del protagonista.

¿No es aburrido ver la misma película cientos de veces? Qué hay en Petróleo Sangriento que no este en ninguna de esas otras historias de locos megalómanos que se hacen a si mismos y nos fascinan.

Don Corleone no es Charles Foster Kane pero Daniel Plainview es esos dos a la vez pero como una fotocopia un poco gastada.

En Citizen Kane, el efecto Rosebud no molesta porque sabemos que es Orson Welles en 1941 cambiando la historia del cine, pero… hoy en día esa explicación psicológica del desapego es bastante rompepelotas. ¡Explicación!

Hay escenas dedicadas a la explicación.

Porque parece ser la película justa para el desenlace de la administración Bush. Ahora que los americanos se dieron cuenta que Texas y el petróleo son algo así como la barbarie en la que se pueden convertir, YES, WE CAN! producir este tipo de cintas que nos digan que si somos codiciosos, sin lugar a dudas, THERE WILL BE BLOOD en el resto de la historia.

Aprovechemos los próximos años de Obama para ir al cine. Va a ser un poco más entretenido que ir a ver monstruos destruyendo Nueva York pero no mucho más que eso.

De la parte tecnica no me puedo quejar, está muy bien. La fotografía excelente, difícil de lograr en esos paisajes deserticos. Y la música adecuada a cada momento (creo que es del guitarrista de Radiohead). Ni hablar del laburo de Daniel Day Lewis, aunque sea molesto que alguien tenga tanta presencia corporal.

Les comentaba a unos amigos el otro día que cada vez soporto menos las películas en las que transcurren demasiados años. No sólo porque es desagradable ver a los actores maquillados para aparentar más edad, también porque parece que se perdiera toda la fuerza de esos años que no están. Traman como si la vida de estos personajes fueran puntos en la linea de tiempo y no la linea en si misma, como si se redujeran a cinco o seis situaciones determinantes. Pasa con las biopics cuando se quiere resumir una vida y en una vida, una idea, puaj! Por algo mi amigo Francis Ford necesitó tres capítulos.

Claro que es mejor que el patético intento de Scorsese, EE.UU. de la mano de Howard Hughes, pero (lo juro) en este momento están dando El Padrino II en AXN, así que los dejo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cine