Archivo de la categoría: General

The gold rush

chaplin-gold-rush
Actualización a pedido de Poppy.

A fines de 1800 volvía a correr el rumor que ponía a cientos de personas en marcha. El mismo rumor que los había llevado a California unas décadas atrás ahora los trasladaba a la fría frontera entre Alaska y Canadá. Se decía, como siempre, que el oro brotaba de la tierra para quien lo quisiera tomar.

En la historia de esos exploradores que hicieron sus valijas y partieron hacia el norte Charles Chaplin encontró un accesorio narrativo donde se resume parte de la composición fundacional de los Estados Unidos para el que la aventura juega un rol vital. La llegada del Mayflower a tierras americanas o la conquista del oeste eran, de la misma manera que las fiebres del oro que se desataban cada tanto, salidas a la aventura en busca de un mejor porvenir que implicaban un movimiento espacial y una lucha por dominar la naturaleza. Ya se trate de montañas rocosas, indios, desierto o, como en el caso de La quimera del oro, de las bajas temperaturas, la naturaleza se interpone como obstáculo de un viaje que tiene por meta un futuro mejor. El hombre contra la naturaleza, o mejor dicho, un hombre contra la naturaleza porque es un plan que se ejecuta en soledad y que construye el mito de los emprendedores, el de los hombres que se hacen a sí mismos.

No por nada, El Vagabundo de Chaplin aparece acreditado como El Buscador Solitario (The Lone Prospector) y, después de una placa que contextualiza la narración y de unas imágenes con características de registro documental en las que vemos a cientos de hombres caminando en fila por un paso de montaña, aparece el personaje en pantalla rodeado de la soledad de un paisaje blanco, acechado por un camino estrecho al borde de un precipicio y por un oso que sigue sus pasos. Condensa en unos pocos planos varios de los atributos del explorador: el viaje, la soledad y el peligro de la naturaleza.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo General

Alvaro Linus – Un ADN

ben.jpg

2 comentarios

Archivado bajo General, Medios, Política

Sin lugar para los débiles – No country for old men – Coen – 2007

La última película de los hermanos Coen (algunos dicen la mejor de los hermanos Coen) llega a Buenos Aires con tres títulos: Sin lugar para los débiles; No es país para viejos y No country for old men. Creo que es la primera vez que me quedo con el titulo inventado, el que le ponen las distribuidoras latinoamericanas para hacer a Hollywood más amigable y cercano.

Sin lugar para los débiles nos dice mucho más sobre esta película que su titulo original y su traducción literal. En cambio, la palabra viejos nos remite a una decadencia física, al crepúsculo de una fuerza. Si escuchamos old nos imaginamos algo que fue y que está dejando de ser, algo enfrascado en un cuerpo que ya no acepta el vigor.

No country... no nos habla de eso. No es Cocoon o Esperando la carroza. No country… nos habla de la debilidad de los que no pueden crear su propio sistema de valores.

Esa debilidad que hace caer en desgracia a Llewelyn Moss. La misma que carga durante su fuga cuando se sabe que Anton Chighur puede ir en busca de su familia y que todo estará perdido. Porque, se nota, para un tipo como Llewelyn no hay nada más importante que su mujer.

En cambio, Anton parece estar solo en el mundo. Anda por la vida, peinado con un flequillo como si nadie lo viera o no le importara. Matar pierde todo significado en la boca de este psycho que anda tumbando “objetos” a lo largo de Texas.

Parece una isla pero no lo es, porque en las buenas películas no hay lugar para los contrastes estúpidos.

Anton puede robar de una farmacia los medicamentos y curarse una herida de bala al mejor estilo Rambo (otro individualista feroz), puede haber creado sus propias normas pero va a tener que pedir ayuda a unos adolescentes cuando un hueso se salga de su cuerpo.

Aunque está ambientada en los 80´s podemos ver que se adapta mejor a nuestros días (o tal vez, a cualquier momento de la Historia) en los que la debilidad es una virtud, una desgracia o las dos a la vez.

8 comentarios

Archivado bajo Cine, General

Flipbook terminado – El castillo vagabundo

Acá tengo el video del flipbook terminado. Use unos segundo de El castillo vagabundo. Me di cuenta que encontrar en el animé un movimiento que quede bien, que sea note, en estos libritos es muy difícil. Qué buenos son los japoneses para hacerte creer que dibujaron mucho.

Bueno, pero como era un regalo, no me quedó otra que buscar algo más o menos. Encontré un pedacito al final. Un beso con un traveling.

Seguí los pasos del post anterior. Lo imprimí en ocho páginas y lo llevé en un pendrive a la imprenta. Inflación de por medio, cada copia me salió $1,90. Total $15.

Corté los frames y los uní con en la punta con un precinto, algo nada recomendable. Queda bastante mal.

3 comentarios

Archivado bajo Cine, General, Libros

Cine en la mano

Nada mejor para regalar que un flipbook. El cine de mano es bastante romántico. Si es artesanal mucho mejor, pero si sos alguien sin talento como yo igual podés hacer algo.

Primero tenés que saber que película, actriz, actor o director vuelve loco a la persona que va a recibir el regalito. Vas a stage6 o te conseguís el video de algún lado. También podés filmar algo con tu cámara de fotos. Esa es una buena opción.

Cuando ya tenés el archivo (avi o wmv) tenés que bajarte un programa que se llama Flipbook Printer y otro que se llama PDFCreator.

Al terminar de instalarlos abrís el Flipbook Printer.

flip.jpg

En la solapa que dice Movie Crotrol cargás el archivo de video. Le das al play y marcas el primer fotograma que quieras usar con el botón Start Frame y el último con el botón End Frame.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Cine, General, Libros

Editorial

Debe ser el octavo blog que abro.

Antes pensaba que era inconstante.

Ahora me consuelo creyendo que esa es la dinámica y la esencia de los blogs.

Deja un comentario

Archivado bajo General