Son of Rambow

hr_son_of_rambow_april

Son of Rambow se sirve de la aparición del VHS, de los 80’s y de los despojos que iba dejando el paso arrasador de Margaret Thatcher para hablar de una amistad erigida por el cine y, sobre todo, por su vital uso de la imaginación. Porque a su modo Will Proudfoot y Lee Carter son los chicos más imaginativos de un colegio de uniforme circunspecto y obligado.

El primero, que pertenece a una religión con estrictas reglas de comportamiento y tiene un cuerpo frágil y menudo, me recuerda al Martin Scorsese que se pasaba las tardes dibujando frente a la ventana de su casa de New York para apaciguar el asma que lo lastimaba. El segundo, Lee Carter, es aquel compañero de todas las aulas que tiene una enorme inventiva para las bromas que el resto no sabe apreciar por falta de aquello que a estos dos les sobra.

Así como yo me pasaba días enteros haciendo la patada de la grulla a dos centímetros de la cara de mi hermano después de haber visto Karate Kid, Will y Lee descubren en Rambo toda la fuerza necesaria para desatar su fantasía. Estoy hablando de ese proceso fundamental e inevitable del cine que es la filiación que se establece con el protagonista del film y que en la infancia puede presentarse sin límites ni prejuicios.

Rambo es el padre que estos chicos solitarios deciden adoptar. El más forzudo de todos los padres, aquel que en una discusión escolar sirve para jactarse de que puede levantar un auto con sus brazos y que otro conteste que el suyo es mejor porque puede frenar un tren a 100km/h.

Los dos son hijos de Rambo, los dos son hermanos de sangre que se encuentran con el cine para poder recrearse, ser otro y fundar una maravillosa amistad.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cine

2 Respuestas a “Son of Rambow

  1. Me gusta hacia donde va tu blog, espero más.

    Quiero ver Son of Rambow desde que leí sobre ella.

    ¿Viste Watchmen? Espero tu lectura.

    Saludos

  2. Manuel

    Lo mas enigmatico de tu crítica es eso de ” los despojos que iba dejando el paso arrasador de Margaret Thatcher”, no se si te referiras al despegue económico que alcanzó el Reino Unido a principios de los ochenta, gracias a las políticas de Thacher que lograron superar la situación tercer mundista que se encontraba el país tras casi veinte años de socialismo laborista.

    Pero supongo que no te refieres a esto. Supongo que es una frase hecha, que colocaste porque sonaba bien, daba un tic progresista. Ya que en la película en ningún momento se ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s